Que somos y porque todo esto

En este artículo trataré de ofrecer mi interpretación del universo y la vida desde un punto de vista sencillo y que sigue una sola idea: “Todo está relacionado con todo”

 

Hay dos interpretaciones principales del universo y la realidad:

  • Todo es un caos absoluto, puro azar, nada obedece a nada en el universo.
  • Todo es un plan divino o cósmico, las cosas siguen un mandato o destino, una realidad azarosa es una chorrada.

Como suele ocurrir la mayoría de las veces, la solución se suele encontrar en un punto entre las dos soluciones más dispares que conforman los límites de la respuesta.

Desde mi interpretación y conocimientos, las cosas no siguen un mandato divino, pero tampoco son puros azares sin sentido.

De hecho, simplemente con la termodinámica se puede explicar bastante bien a que me refiero con todo esto.

 

Cuando se produjo la gran inflación en el comienzo de todo, se produjo una serie de energía, la cual en teoría se ha mantenido constante desde entonces, ya que como dicta la termodinámica, la energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma.

Ahora bien, eso no es del todo así, existe un término llamado Entropía que vendría a representar el grado de desorden de un sistema, es decir, en un ambiente a -273 grados, la materia estaría totalmente quieta, pues a esa temperatura nada puede moverse y la entropía sería cero.

descarga (1)

Ahora viene lo divertido, la 2º ley de la termodinámica dice que la entropía aumenta conforme pasa el tiempo, o, dicho de otra manera, que el universo tiende a la entropía, al desorden, al caos.

Pero aquí podría surgir dos preguntas:

¿De que cojones me estas hablando? Y ¿qué es eso del caos y el desorden exactamente?  Suena demasiado ambiguo, lo sé.

Todo lo que ocurre en el universo son intercambios de energía de una forma a otra, intercambios que deberían ser perfectos pero que no lo son.

Si yo tengo 1000 julios en forma de electricidad y quiero usarlo para mover un motor, o calentar algo mediante una resistencia, debería usarse toda esa energía para mi objetivo, ¿no?

De no se ser así, ¿a donde iría esa energía que no se aprovecha?

Pues la verdad es que se desperdicia sin más.

No se destruye, pues no se puede destruir, pero tampoco puede volver a usarse para transformarse en otra forma de energía. Eso es la entropía. El desperdicio inherente a la existencia de las cosas.

Toda acción contribuye a aumentar la entropía del universo, llegará pues un día donde no quedará energía útil con la que hacer nada, ese día se conoce como la muerte termodinámica del universo.

Pero eso será en  10100años (un gugol) , cuando la temperatura del universo se acercará al cero absoluto, pero incluso en ese frío universo podría existir una última fuente de  calor,  los agujeros negros, que según Hawking  poseen temperatura, cosa que en teoría es imposible pues absorben hasta la propia luz.(por eso son negros).

Constantemente se está creando materia y su correspondiente antimateria, desintegrándose entre sí, pero en el horizonte de sucesos de un agujero negro la materia y su antimateria se verían separados al momento de su creación. La materia no es más que una forma de energía

(E = m·c²).

main-qimg-5000701746f532dc9369c45f427fc640.jpg

Ecuación de la radiación de Hawking. Un acercamiento entre la relatividad general y la mecánica cuántica.

 

Aun así, también se terminará acabando la energía a los agujeros negros.

Pero no deberíamos rallarnos por lo que pasará en un gugol de tiempo, sino por las implicaciones más inmediatas.

Todo lo que ocurre es matemáticamente predecible y sigue con exactitud una serie de normas muy básicas y casi de sentido común.

Una de ellas, relacionada con la vida y un poco con todo es la hormosis, es decir, la tendencia del cuerpo de volver al estado en el cual suele estar.

Todo fluye. Si tus lanzas una piedra a un río, esa energía cinética se la habrás dado al lanzarla usando la energía mecánica de tus músculos, que habrán usado la energía química de tu cuerpo (1kcal=4180J), la cual a su vez habrás obtenido ingiriendo ya sea un animal que se ha alimentado de una planta o de una planta directamente, que a su vez la habrá obtenido del sol.

El cual, produce reacciones de fusión de hidrógeno en helio, liberando enormes cantidades de energía en el proceso, pero como todo, en algún momento ese hidrógeno se acabará, pues en cada una de las acciones antes nombradas algo de esa energía se habrá desperdiciado contribuyendo a aumentar para siempre la entropía del universo, para que cuando finalmente esa sucesión de transformaciones lleve a que la piedra se estrelle con el agua (algo que de por sí no podría haber ocurrido por ciencia infusa) tú, como ser “vivo” y consciente habrás acercado un poco más al universo a su fin.

Efectivamente la vida, no es más que la consecuencia lógica de las leyes básicas del universo para aumentar la entropía de este.

Como sino se explica que en un cosmos que tiende al desorden, se cree algo como la vida, que se origina por la agrupación de materia.

Si tu dejas agua en un ambiente muy frío, se congelará, ese será su estado de mínima energía, su estado de equilibrio, su hormosis.

Si tu usas energía para calentarlo, y hacerla líquida, una vez pares este se volverá a congelar. Lo que nunca ocurrirá es que, el hielo se haga líquido porque sí, sin aporte de energía.

descarga (2).jpg

Pues básicamente la vida es eso: hielo que se hace agua en un ambiente a -30º, o ceniza que se hace fuego porque sí.

Rompe completamente con las leyes de la termodinámica, con la entropía, pero la verdad es que no.

Es una consecuencia de esta.

La vida de por sí, aumenta mucho más la entropía, de hecho, cuanto más evolucionada es esta más aumenta.

Pues si algo es capaz de hacer el hombre es manipular la energía a su propio antojo, para sus propios fines claro.

Y eso es lo mejor, pues no solo aumenta por el propio paso del tiempo, sino que la vida es la forma más elegante e inteligente que ha tenido el propio devenir lógico y a la vez aleatorio de las interacciones fisicoquímicas de lo que hoy llamamos universo para lograrlo.

 

Por lo tanto, no te ralles por estar contribuyendo al fin del universo. Es tu objetivo, al fin y al cabo.  Procrear y multiplicarte por los eones, aumentando la entropía del cosmos hasta que a este se le acabe.

 

Podría parecer pues, que hay un ente, un algo, un destino, que parece que quiere que todo se acabe, pero la verdad es que posiblemente no, y las dos interpretaciones de la realidad del principio son correctas.

Es aleatorio a la vez que es ordenado y con un propósito.

Es el propósito de lo aleatorio.

vert.jpg

En fin, la próxima vez que sufras una crisis existencial, piensa que solo eres un mecanismo lógico más de un universo mucho más grande y antiguo que tú, que ve con buenos ojos que por ejemplo pases de pesar 60 kilos a 85 en músculo.

Pues eso te hará un ser más fuerte y funcional y también un ser que gasta/desgasta más energía por unidad de tiempo, por lo que todo estará dee lujooo.

 

Moraleja, deja las tonterías para los tontos y entrena y sé feliz.

El universo y tu cuerpo te lo agradecerán y al final, tal como pasaba en el ejemplo de la piedra en el río, tras chocar y formarse una onda, todo acabará volviendo a la normalidad.

Si te ha gustado lo que has leido, subscríbete por favor.

 

 

Regístrate si quieres estar al tanto de los últimos post.

Relacionado

2 comentarios sobre “Que somos y porque todo esto

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑