Anuncios vergonzosos de 2019. Parte 1

Esta pretende ser una serie de entradas sobre cómo las marcas empiezan a despreciar a la mitad masculina de sus compradores con anuncios para gente «despierta», tal y como hizo Gillette con su anuncio en enero de este año («We Believe: The Best Men Can Be | Gillette»).

En este, se intenta hacer ver al usuario que ser hombre es malo ya de por sí, y si eres blanco y heterosexual, ya eres peor que el origen del mal. Además de ir en contra de la masculinidad y el game (ver cómo un hombre de color impide a uno blanco entrarle a una chica que le gusta. Puntos progres porque ese hombre impidió a un malvado opresor hacer algo terrible, más puntos de posmodernidad porque la chica deseada tiene el pelo corto. Lo tiene todo).

Whoops. Alguien se ha enrollado como una persiana.

En el segundo anuncio del año que El Estudiante ha encontrado, se cuentan tres historias de «heroínas legendarias» que hicieron cambios revolucionarios en su vida, que te pondrán incluso de más mala leche que la protagonista de Star Wars 7 y siguientes películas (The Woman Who Lived In a Shoe). La narradora tiene un tono un poco irritante, como pasa con todo lo relacionado con la justicia social. Los comentarios en youtube no tienen desperdicio tanto en este como en el anuncio anterior.

¿Hasta cuándo seguirá el buenismo? ¿Una marca que vaya en contra del discurso buenista del (((establishment))) tendrá posibilidades de sobrevivir en el mercado?

Un saludo, John.

 

 

 

 

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑